ECOGRAFÍA DOPPLER COLOR EN LOS SENOS

Una Ecografía Doppler Color es un tipo de ecografía que usa ultrasonidos con el objetivo de estudiar la cantidad, la velocidad, la dirección y la consistencia de la sangre cuando circula por los vasos sanguíneos. Con los colores rojo, azul y amarillo se ven esas características de forma clara.

En el caso de una Ecografía Doppler Color Mamaria se pueden obtener imágenes que determinen si existe una anormalidad sólida en los senos (tumores que pueden ser benignos o cancerosos) o si está llena de fluidos (quistes benignos).

¿Cómo es una Ecografía Doppler Color Mamaria?

La prueba no tiene ninguna complicación ni peligro y dura unos 15 minutos. Se aplica un gel especial en el transductor, que envía ondas de alta frecuencia a los vasos sanguíneos. Como en una ecografía normal, se va desplazando ese aparato por las mamas y su alrededor obteniendo imágenes.

Aunque los resultados se obtienen de inmediato, es posible que se requiera una cita más adelante con la interpretación completa. Si se ha hecho la Eco Doppler Mamaria por una emergencia, se darán de inmediato.

Es recomendable vestir ropa cómoda para descubrirla fácilmente cuando se haga el estudio. Se deberá comunicar al médico si se está tomando medicamentos y, a no ser que se diga lo contrario, se puede beber y comer antes de la prueba.

¿Cuándo deberías hacerte una Ecografía Doppler Color Mamaria?

Se trata de uno de los mejores complementos a una mamografía para detectar el cáncer de mama. Hoy en día, se exponen a una Ecografía Doppler Color Mamaria aquellas mujeres que:

  • Han tenido alguna revisión y mamografía con resultados que revelan una posible anomalía.
  • Tienen antecedentes familiares con cáncer de seno.
  • Tienen implantes de silicona.
  • Están embarazadas y no deberían exponerse a radiación.